¿Pero qué está pasando en Venezuela?

En estos días estamos viendo en las calles de Venezuela un fenómeno de masas que había estado reprimido durante años. Ahora sí Venezuela y su pueblo hablan… se toman las calles de las principales ciudades en señal de protesta por el mal funcionamiento de todo, la economía, la educación, la sanidad, la inseguridad en las calles y la falta de alimentos entre otras cosas.

Ha tenido que pasar años y más de 140.000 ciudadanos desaparecidos o muertos en el régimen de Maduro haya colmado el vaso de la paciencia de un pueblo, un pueblo cansado y hambriento, el cual ve día a día cómo la única posibilidad de sobrevivir es pasar las fronteras de Venezuela e irse a otros países.

Parece que el primero fue Donald Trump en reconocer al líder de la oposición como Presidente legítimo de Venezuela, ya que la asamblea lo nombró como tal. Pero pasan los días y se agregan más dirigentes de otros países en identificar a Guaidó como Presidente legítimo y salvador del pueblo venezolano. La unión europea va en esta línea, ya que dará el apoyo a Guaidó para sacar del poder a Maduro y sus dirigentes que no han hecho más que empobrecer el país llevando a la población a no saber qué comerán mañana, o abandonar el país como única solución a la miseria del día a día.

La crisis de Venezuela: ¿Cómo se puso tan mal?

Venezuela ha soportado años de caos político, y parece que 2019 traerá aún más inquietud.

El miércoles, el legislador opositor Juan Guaidó se declaró a sí mismo presidente interino del país. Rápidamente fue reconocido por varios países extranjeros, incluidos los Estados Unidos, Canadá y varias naciones sudamericanas. Pero el presidente Nicolás Maduro no está dando marcha atrás.

Entonces, ¿cómo llegó exactamente Venezuela a este punto?

En marzo de 2013, el líder venezolano Hugo Chávez murió de cáncer. Maduro, su sucesor seleccionado, asumió el control después de una estrecha elección el mes siguiente. Maduro se hizo eco de la retórica de su predecesor y “se comprometió a completar la transformación socialista de esta nación rica en petróleo que comenzó bajo el hombre al que sirvió lealmente durante 20 años”.

Pero las políticas de Maduro fracasaron, y el país pronto cayó en recesión. El costo de los bienes básicos se disparó, y la comida, la medicina y otras necesidades pronto estuvieron fuera del alcance de muchos venezolanos. La visión de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas se dejó patenten cuando afirmó que las elecciones en Venezuela eran un insulto a la democracia “.

A medida que crecía la ira contra Maduro, dicen los críticos, consolidó su poder y se volvió más hacia el autoritarismo.

Cuando la oposición tomó el control de la Asamblea Nacional en 2015, comenzó los intentos de quitarle el poder a la legislatura. En marzo de 2017, la Corte Suprema del país anunció que tenía el derecho de quitarle todos los poderes a la Asamblea Nacional. Eso, junto con las frustraciones sobre la profundización de la crisis económica, impulsó a decenas de miles de venezolanos a las calles. Las protestas masivas y los enfrentamientos con la policía continuaron durante semanas, y el gobierno de Maduro se mostró inestable.

Lo que sucederá a continuación no está claro. Maduro ha resistido años de oposición política, protestas enojadas y colapso social. La declaración de Guaidó podría ser solo otra crisis que logra superar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *